Los cuestionamientos

El “cuestionamiento creativo” es algo muy particular.

– ¿Por qué esto se hace de este modo?
– ¿Por qué hay que hacerlo así?
– ¿Existen otras maneras de hacerlo?

Lo primero que debemos tener claro es que el cuestionario creativo difiere totalmente del cuestionamiento critico. El cuestionamiento crítico trata de evaluar si el modo de actual de hacer algo es correcto. El cuestionamiento crítico es un cuestionamiento de juicio. Se dedica a demostrar que algo es defectuoso o erróneo y después intenta mejorar o cambiar la manera como se realiza. Este es el comportamiento normal del perfeccionamiento.

El cuestionamiento creativo, en cambio, no critica ni juzga ni busca defectos. El cuestionamiento creativo opera son intención de juzgar. Es un incentivo para lograr la “singularidad”.

Se dice que el cuestionamiento creativo es una “insatisfacción creativa”. En cierto modo, el concepto transmite la idea de inconformidad por aceptar algo como la única manera posible, pero la palabra “insatisfacción” también sugiere la idea de imperfeccionamiento. Entonces, hay que aclarar que no se trata de emitir juicios y de atacar a lo establecido sino sólo de una exploración de nuevas posibilidades.

La secuencia usual del pensamiento accidental es: ataque y crítica, y después búsqueda de una alternativa. La secuencia no occidental es: reconocimiento de lo existente, búsqueda de alternativas posibles y después comparación con el método vigente.

El cuestionamiento creativo se expresa por medio de la pregunta ¿por qué?. El paso siguiente es establecer las alternativas existentes y tratar de poner en práctica las más viables para así obtener nuestro resultado final.

Publicado en Creativas