Combustibles fósiles

El petróleo

Este combustible es el resultado de la putrefacción de organismos acuáticos, vegetales y animales que habitaban en los mares, lagunas o desembocaduras de los ríos. Solo se encuentra en lugares de origen sedimentario. La materia orgánica se depositó recubierta de sedimentos, quedando progresivamente a mayor profundidad y transformándose en hidrocarburo a través de un proceso de putrefacción protagonizando por bacterias.

A medida que los sedientos se hacen compactos a causa de la presión interna de la corteza terrestre, se formó la roca madre y posteriormente, por impregnación, el petróleo empapó las arenas y rocas porosas, que son las rocas almacén, concentrándose y permaneciendo en yacimientos.

Resinas

Existe un gran número de resinas fósiles, todas amorgas, mal conocidas, de compleja estructura, sin que casi nunca se les puedan asignar fórmulas fijas. Su análisis elemental da siempre carbono, oxígeno e hidrógeno. La especie más importante es el ámbar.

Ámbar

Se presenta en masas traslúcidas o transparentes, resinosas de color  amarillo o rojizo, susceptibles de buen pulimento, que con frecuencia contiene insectos incluidos en su masa. Se electriza fuertemente por frotación.

Se funde a 285°C y arde con llama fuliginosa y olor agradable. Por destilación en un tubo cerrado produce unas agujitas blancas de ácido succínico, que se depositan sobre las paredes frías del tubo. Se disuelven en alcohol, éter, cloroformo y otros líquidos neutros.

Carbones

Los carbones son rocas de origen orgánico, de cuya estructura, características y forma de yacimiento se hacen mención al estudiar los terrenos en que aparecen.

Estos carbones, originados por transformación lenta de vegetales, realizada fuera de la acción directa de la atmósfera, son principalmente cuatro:

  • Antracita,
  • Hulla
  • Lignito
  • Turba

Antracita

Es el carbón más maduro, pero con muy débil proporción en materia volátil, arden con llama pálida, sin humo y desprende mucho calor. Es de color negro, no mancha los dedo y su poder calorífico supera las 8 000 calorías. Está difundido por casi todo el globo.

Hulla

Es el más abundante y útil de los carbones minerales, por sus conocidas aplicaciones como combustible, para sus conocidas aplicaciones como combustible, para ciertas metalurgias,  y para la destilación, de la que se obtiene el gas del alumbrado, aguas amoniacales y un residuo de carbón poroso, duro y muy brillante, de gran poder calorífico, llamado coque.

Es de color y rayas negras, brillo vítreo o resinoso y am menudo irisante, frágil con estructura hojosa o fractura prismática. Arde con olor bituminoso y triple poder calorífero que el carbón vegetal.

Tipos de hullas

  • Hullas grasas, son buenas para la destilación, arden con llama larga y fuliginosa, pegándose los fragmentos.
  • Hullas secas, arden con llama corta y dan pocos productos volátiles.
  • El cannel coal, es una variedad mate y de llama larga.
  • El boghead, es un carbón pardo, bituminoso, blando, muy combustible, que produce muchos gases.

La hulla forma grandes capas a menudo interpuestas entre los estratos más modernos de los terrenos paleozoicos.

Lignito

Carbón menos maduro y menos rico en carbono que los anteriores, y de menor poder calorífico. Es a menudo leñoso, de color pardo y raya parda, poco brillante. Da por destilación hidrocarburos, quedando como residuo un carbón compacto. Arde con facilidad, desprendiendo olor desagradable. Hay una variedad compacta y muy brillante: el azabache.

El lignito forma capas interestratificadas en los terrenos secundarios y terciarios, a veces de gran potencia y extensión, activamente explotadas.

Turba

Este carbón se considera como una roca. Siempre es de origen moderno y se forma en aguas estancadas pero limpias, sobre todo merced a ciertos musgos que van descomponiéndose por la base mientras continúan creciendo por sus extremidades.

Así depositan en el fondo de las charcas una masa floja, rica en carbón que conserva restos vegetales sin transformar. La turba arde con gran facilidad y tiene poso poder calorífico; por destilación produce amoniaco y ácido acético.

Publicado en Científicas