Rocas metamórficas

Desde el punto de vista de su composición química elemental, las rocas metamórficas concuerdan mas con las ígneas que con las sedimentarias; sin embargo alguno, algunas ofrecen la composición de los materiales arcillosos, calcáreos o cuarzosos.

En cuanto a minerales, se presentan en ellas muchos que son comunes  a las ígneas; pero faltan el vidrio, la anortosa, los feldespatoides, la hornblenda basáltica y la tridimita.

El carácter más saliente de  sus elementos del grupo reside en la textura esquiostosa predominante. Depende, sobre todo, de la disposición paralela de sus elementos fibrosos y lamelares. Cuando estos elementos se acumulan e series onduladas superpuestas, el corte transversal de la roca toma un aspecto acintado.

Las texturas glandulares, es cuando hay nódulos formados por un grueso cristal o por pequeñas acumulaciones de elementos en forma lenticular, casi siempre envueltos por una corteza de minerales lamelares o fibrosos que se disponen en forma fluidal.

Gneis

Roca metamórfica en la que los minerales se han separado en capas paralelas, creando una estructura laminar o de bandas. El metamorfismo de muchas rocas ígneas y sedimentarias produce capas de cuarzo y de feldespato alternadas con otras de minerales oscuros.

Las distintas variedades de gneis toman su nombre del tipo de roca que las forman (como el gneis de granito o el de diorita) o del mineral en el que son abundantes (como el gneis de la biotita o de la hornblenda).

Micasquitos

Son rocas, denominadas también micacitas, estratocristalinas, constituidas por mica dominante y cuarzo, sin feldespato  o con muy escaso.

Los minerales componentes son perceptibles a simple vista y la mica puede ser moscovita, biotita, sericita o paragonita. Como elementos accidentales son frecuentes los silicatos metamórficos, el granate, la turmalina, la horblenda, la glaucofana, la epidota, el grafito.

Pizarras cristalinas

Compuestas de un silicato magnesiano, que envuelve granillos de cuarzo, suaves al tacto y de colores claros, suelen llevar además pequeñas cantidades de magnetita, pirita, oligisto, actinota, epidota, granate y a veces grandes cristales de estaurolita y de distena.

Leptita

Roca de colores claros, de grano muy fino y fácil hojosidad, formada por feldespato, cuarzo, granate y micas.  Como elementos accidentales aparecen con frecuencia al microscopio la turmalina, el rutilo y el apatito. El feldespato o el granate se destacan de la masa blanquecina como grandes cristales porfídicos de color rosado. Son rocas siempre muy ácidas, pudiendo alcanzar hasta 74% de sílice.

Se forman debido al metamorfismo regional de más alto grado y casi siempre se observa en ellas, al microscopio, fenómenos de aplastamiento de minerales y estructuras cataclásicas ,muy características.

Hellefinta

Roca compacta, denominada también petrosilex, finamente granuada, de fractura concoidea y de aspecto acintado, con manchas grises, rojizas y verdosas. Puede considerarse como una leptita compacta, formada por feldespato y cuarzo, a los que se añaden a menudo magnetita, oligisto, apatito y hornblenda, sólo perceptibles al microscopio.

Filitas

Son un tránsito de las pirzarras cristalinas propiamente dichas a las pizarras arcillosas sedimentarias, de las que se distinguen por una estructura cristalina bien acusada.

Contienen cuarzo y mica como las pizarras cristalinas, pero además llevan arcilla interpuesta. Por los minerales accidentales que pueden contener si especifican las filitas o pizarras de ottrelita, de sericita, de granate, de magnetita, de quiastolita.

Publicado en Científicas