Características generales de la Tierra

La Tierra es el tercer planeta del sistema solar en orden de proximidad al Sol, dentro de la galaxia llamada Vía Láctea. Su color, vista desde el espacio azulado. Su forma es la de una esfera achatada ligeramente por los polos. Su radio, medio por la línea del ecuador, es de 6 378,38 kilómetros. Su masa total está calculada en 5 976 x  tm. Constan de una envoltura gaseosa, llamada atmósfera, un parte líquida, denominada hidrosfera, y otra sólida que es la litosfera.

El denso y pesado interior de la Tierra se divide en una capa gruesa, el manto, que rodea un núcleo esférico más profundo. El manto se extiende desde la base de la corteza hasta una profundidad de unos 2.900 km. Excepto en la zona conocida como atmósfera, es sólido y su densidad, que aumenta con la profundidad, oscila de 3,3 a 6. El manto superior se compone de hierro y silicatos de magnesio como el olivino y la parte inferior de una mezcla de óxidos de magnesio, hierro y silicio.

El núcleo tiene una capa exterior de unos 2.225 km de grosor con una densidad relativa media de 10. Esta capa es probablemente rígida y los estudios demuestran que su superficie exterior tiene depresiones y picos, y estos últimos se forman donde surge la materia caliente. Por el contrario, el núcleo interior, cuyo radio es de unos 1.275 km, es sólido. Se cree que ambas capas del núcleo se componen en gran parte de hierro con un pequeño porcentaje de níquel y de otros elementos. Las temperaturas del núcleo interior pueden llegar a los 6.650 °C y se considera que su densidad media es de 13.

El calor interno y la radiactividad son características primordiales de la Tierra, las radiaciones solares sólo alcanzan las zonas más superficiales de la litosfera, siendo asimiladas y absorbidas, dichas radiaciones antes de llegar al subsuelo desaparecen en la biosfera, la mayoría de estas radiaciones son absorbidas por la fitósfera.

Historia de la Tierra

El origen de La Tierra es el mismo que el del Sistema Solar. Lo que terminaría siendo el Sistema Solar inicialmente existió como una extensa mezcla de nubes de gas, rocas y polvo en rotación. Estaba compuesta por hidrógeno y helio surgidos en el Big Bang, así como por elementos más pesados producidos por supernovas.

Hace unos 4.600 Ma, una estrella cercana se transformó en supernova y su explosión envió una onda de choque hasta la nebulosa protosolar incrementando su momento angular. A medida que la nebulosa empezó a incrementar su rotación, gravedad e inercia, se aplanó conformando un disco protoplanetario (orientado perpendicularmente al eje de rotación).

La mayor parte de la masa se acumuló en su centro y empezó a calentarse, pero debido a las pequeñas perturbaciones del momento angular y a las colisiones de los numerosos escombros generados, empezaron a formarse protoplanetas. Aumentó su velocidad de giro y gravedad, originándose una enorme energía cinética en el centro.

La imposibilidad de transmitir esta energía a cualquier otro proceso hizo que el centro del disco aumentara su temperatura. Por último, comenzó la fusión nuclear: de hidrógeno a helio, y al final, después de su contracción, se transformó en una estrella T Tauri: el Sol. La gravedad producida por la condensación de la materia –que previamente había sido capturada por la gravedad del propio Sol–, hizo que las partículas de polvo y el resto del disco protoplanetario empezaran a segmentarse en anillos.

Los fragmentos más grandes colisionaron con otros, conformando otros de mayor tamaño que al final formarían los protoplanetas. Dentro de este grupo había uno situado aproximadamente a 150 millones de km del centro: la Tierra. El viento solar de la recién formada estrella arrastró la mayoría de las partículas que tenía el disco, condensándolas en cuerpos mayores.

Tiempos geológicos

Una primera época de la historia de la Tierra comprende los tiempos primitivos, durante los cuales se originan y disponen en orden los grandes componentes o envolturas terrestres interiores, de génesis, más comienzan las épocas o eras sedimentarias, Agnostozoica, Paleozoica, mesozoica, Neozoica y Antropozoica,  la vida y comienza la transformación y evolución geográfica y biológica.

Publicado en Científicas