Energía

La materia posee energía como resultado de su movimiento o de su posición en relación con las fuerzas que actúan sobre ella. La radiación electromagnética posee energía que depende de su frecuencia y, por tanto, de su longitud de onda. Esta energía se comunica a la materia cuando absorbe radiación y se recibe de la materia cuando emite radiación. La energía asociada al movimiento se conoce como energía cinética, mientras que la relacionada con la posición es la energía potencial .

La energía puede cambiar las propiedades de la materia. La energía se presenta en diversas formas.

En una comunidad biológica, pasa de los organismos productores a los organismos consumidores por medio de las cadenas alimenticias.

Formas de energía

A diario estamos en contacto con las diferentes formas en que se manifiesta la energía. Al encender el gas de la cocina, por ejemplo, se produce el calor necesario para hervir el agua de la tetera. Lo mismo ocurre con la corriente eléctrica, cuando pasa por un circuito, pone en funcionamiento el televisor. Diariamente observamos en nuestro hogar estas y otras formas de energía.

- Energía solar: es la que se genera por las radiaciones infrarrojas, que se transforman en calor al entrar en contacto con los cuerpos.

El hombre ha ideado diferentes formas para utilizar la energía solar. Algunas de ellas son los colectores solares y espejos curvos especiales, que se utilizan en calefacción y para generar energía eléctrica. La energía solar tiene la ventaja de no contaminar.

- Energía mecánica: es aquella que el hombre utilizó, en un comienzo, como producto de su propio esfuerzo corporal. Luego, utilizó la fuerza animal, para lo que domesticó animales como bueyes, caballos y burros.

La energía mecánica engloba dos tipos de energía, la energía potencial (cuando el cuerpo está en reposo) y la energía cinética (cuando el cuerpo está en movimiento).

- Energía calórica: es la que se transmite entre dos cuerpos que se encuentran a diferente temperatura.
- Energía eléctrica: es la que se produce por el movimiento de electrones a través de un conductor.
- Energía nuclear: es la que se produce cuando se rompe el núcleo del átomo, debido a la liberación de la fuerza que mantiene unidas las partículas del núcleo atómico. El atómo se compone de núcleo y corteza. Éstos se unen para formar las moléculas. Cuando lo que se rompe es el núcleo del átomo, como en el caso del Uranio, se libera mucha energía, llamada energía nuclear.
- Energía eólica: es la que se origina por la fuerza del viento.
- Energía hidráulica: es la que se origina por la caída del agua y se utiliza para generar energía mecánica y energía eléctrica.
- Energía química: es aquella producto de una combustión, reacción en la cual se combina el oxígeno del aire con la materia del cuerpo que arde. Durante la combustión se producen luz y calor.

La electricidad otra forma energética

La electricidad es una forma de energía que se puede transmitir de un punto a otro. Todos los cuerpos presentan esta característica, propia de las partículas que lo forman, pero algunos la transmiten mejor que otros.

Los cuerpos, según su capacidad de transmitir la electricidad, se clasifican en conductores y aisladores.

- Conductores son aquellos que dejan pasar la electricidad a través de ellos. Por ejemplo, los metales.
- Aisladores son los que no permiten el paso de la corriente eléctrica.

La electricidad es una de las energías que más se utiliza en nuestros tiempos.

Generación de electricidad

Es posible generar electricidad con una serie de tecnologías que, en último término, dependen de los efectos de la radiación solar.

Otras fuentes de electricidad solar incluyen tecnologías más complejas que no han sido implementadas comercialmente a gran escala. Las células fotovoltaicas, que convierten la luz solar directamente en electricidad, se emplean hoy en satélites artificiales, pasos a nivel sin guarda o bombas de irrigación; sin embargo, serán necesarios algunos avances para reducir los costes antes de que sea posible un uso más amplio. La explotación comercial de otros métodos parece pertenecer a un futuro más lejano. La conversión térmica oceánica genera electricidad en plataformas situadas en el mar; el agua fría de las profundidades que asciende a la superficie caliente mueve una turbina. Otra idea que también tiene un carácter bastante especulativo es la de emplear satélites artificiales para enviar electricidad a la Tierra en forma de microondas.

Centrales eléctricas

Son instalaciones que transforman en energía eléctrica, la energía mecánica que produce una caída de agua (centrales hidroeléctricas), o energía calórica o térmica, que se produce por la combustión de carbón o gas natural (centrales termoeléctricas).

En estas centrales, existen máquinas llamadas generadores, que son los que producen electricidad. Para generar electricidad necesitan mover grandes piezas que tienen en su interior. Y para ello, las centrales eléctricas se ubican junto a una represa, de manera que el agua retenida en un embalse haga que las piezas del generador se muevan y produzcan electricidad.

La energía mecánica que posee el agua en movimiento se transforma en energía eléctrica. En todo el proceso descrito, te habrás dado cuenta de que ninguna de las máquinas que intervienen (cocina, generador) son por sí mismas capaces de crear energía. Para producir la energía calórica, la cocina necesita la energía eléctrica y para producir la energía eléctrica, el generador necesita la energía del agua del embalse.

De este modo, podemos observar que la energía que desaparece, da lugar a una nueva energía: la energía que pierde el agua del embalse, se transforma en energía eléctrica y la energía eléctrica que se gasta, produce energía calórica. Esto se enuncia en la Ley de Conservación de la Energía, que dice: “La energía no se crea ni se destruye, únicamente se transforma”.

Publicado en: Científicas