Mundo Rural y Urbano

El lugar donde se habita nos dice mucho acerca del hombre que vive en él.  En este contexto, distingue claramente dos mundos: el urbano y el rural.

Mundo urbano

Corresponde a la ciudad y hace referencia al gran centro de población organizado como comunidad. La palabra proviene del vocablo latino civitas, que se refería a una comunidad autogobernada. Una ciudad es un lugar relativamente reducido donde vive una gran cantidad de personas. Sus construcciones están unidas y se elevan en altura. Esta debe contar con servicios básicos como son: gas, agua potable, luz, alcantarillado, con la finalidad de satisfacer las principales necesidades de todos los moradores de la urbe. En los centros urbanos los trabajos predominantes se encuentran en el sector secundario terciario de la economía. De este modo, su población es bastante heterogénea, desde los puntos de vista social y económico.

Actualmente, en todas las ciudades existe gran diversidad de actividades. En lo comercial, ellas deben satisfacer los requirimientos de miles de personas, por lo que productores y consumidores regulan un mercado de variados productos.

En cuanto a la industria, ésta es una fuente de trabajo para los habitantes de la ciudad. Generalmente las industrias se ubican en una zona específica de la ciudad y forman barrios industriales. Las industrias, dependen de la ciudad para sus necesidades financieras y bancarias.

Mundo rural

El territorio rural campo, es un área de baja densidad de población, con asentamientos humanos pequeños y generalmente aislados. El territorio rural se dedica, fundamentalmente, a las actividades económicas del sector primarioagriculturaganadería silvicultura.

La población de las áreas rurales es bastante homogénea. Es común que se ubique en caseríos, villas o pequeños pueblos, dependiendo del relieve, el acceso al agua y la constitución de los suelos. En el mundo rural la propiedad de la tierra se divide en latifundio, y mediana pequeña propiedad, dependiendo de la extensión de ésta.

Las formas de explotación agrícola son dos: la de subsistencia, que sólo produce para el consumo familiar; y la de mercado, cuya producción está orientada al mercado regional, nacional o de exportación.

Publicado en: SocioHistóricas

Novedades en tu email