Las plantas sin flores

También podemos encontrar plantas que no dan flores y que, por lo tanto, no darán frutos ni semillas.

Ellas se reproducen de una manera diferente.

Encontramos dos grandes grupos de plantas sin flores: las briofitas, como los musgos, y las pteridofitas, como los helechos.

Los órganos reproductores femeninos se llaman arquegonios y la célula reproductora femenina se llama oosfera.

Los órganos masculinos se llaman anteridios y las células o gametos que producen, anterozoides.

El ciclo reproductor de estas plantas es bastante complejo ya que tienen una fase de reproducción asexual mediante esporas. Los helechos e stán formados por raíz, tallo y hojas, sin embargo no tienen flor, fruto ni semillas . Los helechos producen unas esporas en el envés (parte de atrás) de la hoja. Una vez maduras, estas esporas se sueltan de la hoja y caen a tierra. Si la tierra tiene una humedad suficiente, germinarán, dando origen a un nuevo helecho.

Semillas y esporas cumplen la función de dar origen a una nueva plántula. Es decir, dan vida a una nueva generación de plantas.

Importantes condiciones

Toda planta requiere de elementos básicos para su desarrollo. Estos elementos son la luz, el agua, el aire y las sales minerales, que el vegetal encuentra en su entorno.

Teniendo las condiciones mínimas, la planta formará las semillas o las esporas. El viento o los animales, se encargarán de llevarlos a tierras fértiles, reiniciando así el ciclo de la vida, con la formación de una nueva planta.

Cada año, este ciclo de reproducción se repite de manera inalterable. Sólo se alterará si cambian las condiciones del entorno.

Publicado en: Científicas