Nuestros antepasados

Se dice que el Universo nació hace unos 15 mil millones de años. Sin embargo, la historia del hombre es muchísimo más breve. Nuestros antepasados, los primates, surgieron hace más de 70 millones de años atrás, al evolucionar desde los mamíferos insectívoros.

El primate más antiguo que se ha encontrado es el denominado Purgatorius, de Norteamérica , que tiene 70 millones de años y fue encontrado en las Montañas Rocosas en Estados Unidos. Los primates desarrollaron varias características que permitieron su evolución hasta el hombre actual.

Hace unos 40 millones de años aparecieron los monos llamados antropoides -de la palabra anthropoidea, que en griego significa, semejante al hombre – en Norteamérica o Eurasia, desde donde emigraron hacia otros continentes.

El mono platirrino más antiguo que se conoce se descubrió en la zona central de Chile, tiene 20 millones de años y fue denominado Chilecebus carrascoensis. Hace unos 35 millones de años un grupo de primates se desarrolló para formar otra familia, la hominoidea -que en latín también significa ‘semejante al hombre’- o de los homínidos, que se caracteriza por no tener cola. Sus antiguos representantes, los pliopitécidos, se extinguieron hace 15 millones de años. Después aparecieron los póngidos (orangutanes, gorilas, chimpancés, etc.), 25 millones de años atrás.

Los primeros homínidos eran relativamente pequeños, alrededor de 1.20 a 1.40 metros, su cerebro pesaba unos 425 gramos. El parecido más claro de los primeros homínidos con nosotros era que habían adoptado una posición erguida para desplazarse.

Actualmente encontramos póngidos en los bosques tropicales de África y Asia, aunque antiguamente también habitaban en Europa. Estas especies eran de mayor tamaño, como el gigantophitecus, que llegó a tener tres metros de longitud y vivió hace 15 mil años en China y la India.

 

Publicado en: SocioHistóricas

Novedades en tu email