Las células sexuales

Los espermatozoides son las células sexuales masculinas. Se forman en los testículos, y su tamaño es tan pequeño, que sólo puede ser visto a través del microscopio electrónico. En ellos, se distinguen tres partes:

  1. Cabeza: en ella se encuentra la información genética, contenida en el núcleo.
  2. Segmento intermedio: continúa después de la cabeza, es estrecho y largo, y proporciona la energía necesaria para el movimiento de la cola.
  3. Cola: única y larga, permite el desplazamiento del espermatozoide.

Los óvulos son las células sexuales femeninas. Maduran en las paredes del ovario, son de gran tamaño si se las compara con el espermio, tienen forma esférica y carecen de movimiento. En ellos, se distinguen tres partes:

  1. Membrana: que la envuelve y la protege del medio externo.
  2. Vitelo: citoplasma que los envuelve y contiene las sustancias nutritivas para el futuro embrión.
  3. Núcleo: contiene la información genética.

Una vez fecundado el óvulo por el espermio, se formará el huevo o cigoto, y éste crecerá hasta convertirse en un ser humano completo, al interior del vientre materno, el proceso dura 9 meses.

Publicado en: Científicas

Novedades en tu email