Las obras narrativas

La novela

Novela, narración extensa, por lo general en prosa, con personajes y situaciones reales o ficticios, que implica un conflicto y su desarrollo que se desenlaza de una manera positiva o negativa. El término novela (del italiano novella, ‘noticia’, ‘historia’, que a su vez procede del latín novellus, diminutivo de novus, ‘nuevo’) procede de las narraciones que Giovanni Boccaccio empleó para designar los relatos y anécdotas en prosa contenidos en su Decamerón. Ahora bien, como género es el resultado de la evolución que arranca en la epopeya y se continúa en el romance.

Los personajes de una novela pueden ser muchos, y no necesariamente se conocen ni interactúan todos entre sí. De todos modos, siempre hay una coherencia interna en la novela que une todos los acontecimientos.

La novela también puede ser clasifica según su tema. Así, hay novelas románticas, novelas de aventuras, novelas de caballería, etcétera.

El cuento

Cuento, narración breve, oral o escrita, de un suceso real o imaginario. Aparece en él un reducido número de personajes que participan en una sola acción con un solo foco temático. Su finalidad es provocar en el lector una única respuesta emocional. La novela, por el contrario, presenta un mayor número de personajes, más desarrollados a través de distintas historias interrelacionadas, y evoca múltiples reacciones emocionales.

En la mayor parte de los cuentos podemos apreciar tres partes: la presentación, donde se nos dan a conocer los antecedentes de la historia y sus personajes; el desarrollo, que es el relato mismo de los hechos; y el desenlace o final.

En el cuento, todos los factores deben aportan al desarrollo de la historia. Por lo tanto, todos los hechos que se narran o los elementos que se incluyen en él, están relacionados con el acontecimiento principal. Según su tema, podemos clasificarlo en cuento de terror, cuento infantil, cuento fantástico, etcétera.

La leyenda

Sin importar la extensión que tenga -aunque por lo general es corta- el rasgo que la define es su tema. La leyenda siempre es un relato que pretende explicar un fenómeno natural -como las tempestades, los lagos, los terremotos-, contando una historia fantástica.

Como ejemplo, la leyenda de la Laguna del Inca, de intenso color verde, dice que en el fondo de sus aguas está enterrado el cuerpo de una princesa inca, cuyos ojos eran de ese color, quien murió el día en que acababa de casarse. Su dolido esposo no quiso enterrarla, sino dejarla allí, y cuando lo hubo hecho, las aguas transparentes se tornaron del color que conservan hasta hoy.

Como en toda leyenda, esto pasó hace muchísimo tiempo, y la narración fue pasando de boca en boca, de generación en generación, hasta que alguien acertó a escribirla. Por esto decimos que las leyendas se originan en forma oral.

Mitos

Mito es una narración que habla del origen de una cultura. La narración mítica cuenta, por ejemplo, cómo comenzó el mundo, cómo fueron creados los seres humanos y animales, y cómo se originaron ciertas costumbres, ritos o formas de las actividades humanas.

Casi todas las culturas poseen o poseyeron alguna vez mitos y vivieron en relación con ellos. Además, los mitos han tenido mucha importancia y relación con las creencias y vida religiosa.

Sin embargo, el mito puede abordar muchos aspectos de la vida individual y cultural. Habitualmente, el mito más importante en una cultura es el que llega a ser el modelo de todos los demás mitos: es el que cuenta cómo fue el origen del mundo.

La fábula

Fábula, breve composición literaria en verso o prosa, cuyos personajes son en general animales u objetos inanimados. En su forma tradicional, apunta a demostrar una verdad moral que, a modo de advertencia o consejo, se sintetiza al final de la narración en una moraleja.

Otra característica propia de la fábula, es que la mayoría de las veces los personajes que participan en ella son animales, a los que se ha personificado. Ellos hablan, piensan, y realizan las acciones.

Regresar