La vida está en todas partes

En cualquier lugar de nuestro planeta, siempre podrás encontrar un insecto o una pequeña planta. Incluso, en aquellas zonas más inhóspitas.Los animales se pueden clasificar en vertebrados e invertebrados.

Entre los vertebrados encontramos a los mamíferos, aves, peces, reptiles y anfibios.

Sus sistemas de reproducción pueden ser:

– Reproducción ovípara o por huevos.
Reproducción vivípara o por cría viva.

Reproducción ovípara

Los animales que se reproducen por huevos son

Las aves: tienen la sangre caliente, respiran a través de pulmones, y su cuerpo está cubierto de plumas. Las hembras ponen y empollan sus huevos en nidos, a una temperatura corporal de 40 grados Celsius aproximadamente. El inconveniente de este tipo de reproducción es que los huevos quedan a expensas de los depredadores y se produce, por ello, una mortalidad muy elevada.
Los peces, los reptiles y los anfibios: tienen la sangre fría, es decir, su temperatura corporal se adecua a la del ambiente. Depositan sus huevos en los diferentes lugares que habitan. Los huevos no necesitan ser incubados para completar su desarrollo.
Los peces respiran por medio de branquias o agallas. Ponen sus huevos en el agua, en grandes cantidades. Sus crías pequeñas, a las que protegen en algunos casos, se llaman alevines.

Los reptiles respiran a través de pulmones. Algunos no poseen patas y otros las tienen tan cortas, que deben arrastrar su vientre por el suelo para poder desplazarse. Depositan sus huevos en la arena o en la tierra.

Los anfibios habitan tanto en el agua como en la tierra. En su primera etapa, viven en el ambiente acuático. Entonces, respiran por medio de branquias. Cuando llegan al estado adulto, se desenvuelven en el ambiente terrestre y respiran por medio de pulmones. Depositan sus huevos en el agua.

Publicado en: Científicas