El núcleo del sujeto

Distinguir entre sujeto y predicado es el primer paso del análisis sintáctico. Luego, se debe analizar más produndamente cada uno de ellos en forma separada.

Si se expresa en una oración qué hace un ser, dice o lo que le sucede, lo lógico es que en la frase se haga mención de la persona o cosa que  realiza esa acción. Esa persona, animal o cosa que realiza la acción es el sujeto.

En una oración bimembre, siempre hay sujeto. Este no siempre va al principio de la oración; también puede estar al medio o al final. Es posible que hayas notado que en todos los sujetos hay una o más palabras que son las más importantes, las que nombran directamente a la persona, animal o cosa de la que se habla. Esta palabra es la que denominamos núcleo del sujeto.

Siempre el núcleo del sujeto es un sustantivo o un pronombre . En la oración: El colegio de mi prima es muy bueno, la palabra núcleo es colegio, ya que es directamente de eso de lo que se dice algo, y no de la prima, por ejemplo.

Siempre habrá uno

Como no es posible crear un sujeto que no tenga ninguna palabra, es evidente que en todos los sujetos de todas las oraciones que podamos inventar, siempre habrá por lo menos una palabra que será el núcleo.

En muchos de estos sujetos habrá más de una palabra: las palabras restantes serán los determinantes, que acompañan al núcleo y entregan más información acerca de él. Vamos a estudiar por separado estos dos tipos de palabras que forman el sujeto: el núcleo y sus determinantes.

El sustantivo

Es una palabra que nombra a las personas, animales, cosas, ideas, fenómenos climáticos, etcétera. En una palabra, todo lo que pertenece a nuestro mundo, ya sea en forma real o fantástica. Todos los sustantivos

Poseen género -masculino o femenino- y número -singular o plural-. Existen varios tipos de sustantivos. La primera división que podemos hacer es: sustantivo común y sustantivo propio.

El sustantivo común sirve para nombrar toda una clase de personas, animales o cosas, sin individualizar cada uno por su nombre; en cambio, el sustantivo propio le otorga un nombre individual a cada una de ellas.

Otras divisiones que se hacen para clasificar al sustantivo son las que lo separan en: sustantivo concreto y sustantivo abstracto, sustantivo simple y sustantivo compuesto, sustantivo primitivo y sustantivo derivado.

Análisis sintáctico

En esta oportunidad estamos estudiando el sustantivo desde el punto de vista sintáctico, es decir, con respecto al orden que ocupa en una oración lógicamente construida. Y como hemos dicho, el sustantivo es una de las palabras que puede ser núcleo del sujeto.

Esto se explica de una manera muy simple: el sujeto es la persona, animal o cosa de quien se dice algo dentro de una oración, pues bien, en nuestro idioma la palabra que designa a las personas, animales o cosas es justamente el sustantivo. Por lo tanto, no es de extrañar que esta sea la principal palabra dentro del sujeto, es decir, su núcleo.

Lee las siguientes oraciones:

Mi papá es doctor – Ese conejo es mío – La bicicleta tiene dos ruedas

En estas tres oraciones se dice algo de: mi papá, ese conejo, y de la bicicleta. Por lo tanto, las palabras que representan directamente aquello de lo que se habla son los sustantivos papá (una persona), conejo (un animal) y bicicleta (una cosa). En el análisis, para indicar que el sustantivo es el núcleo del sujeto, se escribe una N y una S debajo de él.

Publicado en: Comunicacionales