Los cambios en la oración

Distintos tipos de oraciones 

La primera forma de clasificar oraciones es en simples y compuestas. Son oraciones simples las que tienen un sujeto y un predicado. En ellas hay una sola acción. Según la naturaleza del predicado, la oración obedece a las relaciones entre el verbo y sus complementos y el modo de significado del verbo. Las oraciones compuestas tienen más de una acción, por lo tanto, hay más de un predicado. Una oración compuesta está formada por varias oraciones unidas.

Ejemplo.

Los niños practican karate.
Separaremos sujeto y predicado de ella. Para eso, subrayamos la acción.

[Los niños]….[practican karate]
…….S……………….P

Esta es una oración simple; hay un sujeto y un predicado en ella.

Analicemos otra oración.

-Los niños juegan fútbol para disfrutar un rato.

Esta oración tiene dos acciones: juegan y disfrutar, entonces, es compuesta.

De acuerdo a la forma en que se expresa la acción, las oraciones pueden clasificarse en: aseverativas, interrogativas, exclamativas e imperativas.

Revisaremos cada una de estas oraciones.

Aseverativas: afirmación o negación

La palabra aseverar significa asegurar. Las oraciones aseverativa afirman o niegan un hecho o realidad. Cuando afirman un hecho, se llaman oraciones aseverativas afirmativas.

Ejemplo:

-El avión aterrizó a las nueve.

Si con ellas se contesta alguna pregunta, primero colocamos una palabra que signifique afirmación y luego el resto de la oración. Son palabras que indican afirmación:

sí – por supuesto – claro – ciertamente

Las oraciones aseverativas que niegan una realidad reciben el nombre de aseverativas negativas. Utilizaremos los ejemplos anteriores, pero en negación.

- El avión no aterrizó a las nueve.

Cuando responden a un pregunta llevan una palabra que indica negación como: no – nunca – jamás.

Ejemplo:

-¿Has ido a la Antártica? No he ido a la Antártica.

Normalmente, utilizamos oraciones aseverativas afirmativas y negativas. Estas oraciones nos sirven para contestar cuestionarios, completar ideas, responder un control y mucho más.

Oraciones para preguntar, exclamar y ordenar

A continuación, veremos otros tres tipos de oraciones: interrogativas, exclamativas e imperativas. Son interrogativas las oraciones en que se pregunta algo. Para preguntar, podemos ubicar la acción al inicio de la oración, o utilizar una palabra que indica interrogación.

Ejemplos:

-¿Irás al cumpleaños de Pablo?
-¿Encontraste el mensaje que te dejó tu mama?

Estas oraciones interrogativas comienzan por la acción.

Ahora, analicemos estas otras:

-¿Cuál es tu personaje histórico favorito?
-¿Dónde está la clave?.

Las oraciones interrogativas utilizaron las palabras cuál y dónde. Algo que no puede faltar en este tipo de oraciones son los signos de interrogación delante y al final de ellas:

¿ … ?

Estos signos permiten identificar una pregunta.

Algunas palabras que sirven para hacer preguntas son:

¿Qué…? ¿Quién…? ¿Cómo…?

¿Cuándo…? ¿Dónde…? ¿Por qué…?

Las oraciones interrogativas se contestan con oraciones aseverativas, que pueden ser afirmativas o negativas. Las oraciones exclamativas expresan sorpresa o admiración. Llevan siempre signo de exclamación al inicio y al término de ellas.

¡ … !

Se llaman oraciones exclamativas por el tono de vos que utilizamos al decirlas. Tomamos aire y luego hablamos con otro ánimo. Ejemplos:

-¡Qué linda está la Luna!
-¡Nos vamos de vacaciones!

Las oraciones imperativas tienen la particularidad de indicar una orden, un mandato o una prohibición, no llevan escrito el sujeto.

Ejemplos:

-Se prohíbe fumar en este recinto.
-No pisar el pasto.

Ambas oraciones indican que se prohíbe realizar una determinada acción. Otras oraciones imperativas:

-Salgamos rápido.
-Quítate el delantal.

Estas oraciones nos están indicando una orden y mandato. Algunas veces, para que la orden no sea tan directa, se utilizan palabras como querer, rogar o desear. Ejemplo:

-Quisiera que nadie se fuera sin entregar el trabajo.

Publicado en: Comunicacionales