Ortografía puntual

Para lograr una comunicación óptima por escrito también necesitamos distribuir las palabras en frases y oraciones coherentes, que tengan la entonación y separación necesarias para que quien lea pueda comprender el mensaje que se le entrega.

Tenemos signos para otorgar al texto la entonación que necesita, como los paréntesis, las cremillas, y los signos de interrogación y exclamación. Por otra parte, las separaciones entre idea e idea las hacemos a través de los puntos, las comas, el punto y coma, y los puntos suspensivos.

A continuación revisaremos las situaciones más comunes en que se usan los diferentes signos de puntuación, y aprenderemos algunos usos más específicos para ellos.

El Punto

El punto es una pausa que indica que ha terminado una oración.

Clases de punto:

- Punto y seguido: Se usa cuando se ha terminado una oración y se sigue escribiendo otra sobre el mismo tema.

- Punto y aparte: Se usa para indicar que ha finalizado un párrafo.

- Punto final: Indica que ha acabado el escrito.

Se escribe punto:

- Detrás de las abreviaturas.
Ej.: Etc. Sr. D. Srta. Sra.

- En las cantidades escritas con números para separar las unidades de mil y de millón.
Ej.: 1.580, 28.750, 12.435.565

- No se pone punto.

En los números de teléfono
En los números de los años
En lo números de páginas

- Cuando se cierran paréntesis o comillas el punto irá siempre después de los mismos.
Ej.: Le respondieron que “era imposible atenderlo”.
Esa respuesta le sentó muy mal (llevaba muchos años en la empresa).
“Es imposible entenderlo”. (Lleva muchos años en la empresa).

- Después de los signos de interrogación y admiración no se pone punto.
Ej.: -¿Estás cansado? Sí. ¡Qué pronto has venido hoy!

Coma ( , )

No hay unas reglas exactas para el uso de la coma; pero sí unas normas generales que se detallan a continuación.

Se usa coma:

- Para aislar los vocativos que van en medio de las oraciones.
Ej.: Luchad, soldados, hasta vencer.

- Para separar las palabras de una enumeración.
Ej.: Las riqueza, los honores, los placeres, la gloria, pasan como el humo.
Antonio, José y Pedro.

- Para separar oraciones muy breves pero con sentido completo.

Llegué, vi, vencí. Acude, corre, vuela.

- Para separar del resto de la oración una aclaración o explicación.

La verdad, escribe un político, se ha de sustentar con razones.
Los vientos, que son muy fuertes en aquella zona, impedían la navegación.

- Para separar de la oración expresiones como: esto es, es decir, en fin, por último, por consiguiente…
Ej.: Por último, todos nos fuimos a casa.

- Para indicar que se ha omitido un verbo.
Ej.: Unos hablan de política; otros, de negocios.
Perro ladrador, poco mordedor.

- Cuando se invierte el orden lógico de los complementos en la oración.
Ej.: Con esta nevada, no llegaremos nunca.

Punto y Coma ( ; )

Se usa el punto y coma:

- Para separar oraciones en las que ya hay coma.
Ej.: Llegaron los vientos de noviembre, glaciales y recios; arrebataron sus hojas a los árboles…

- Antes de las conjunciones adversativas mas, pero, aunque, etc., si la oración es larga. Si es corta se puede usar la coma.
Ej.: Todo en amor es triste; mas triste y todo, es lo mejor que existe.

- Delante de una oración que resume todo lo dicho con anterioridad.
Ej.: El incesante tránsito de coches, el ruido y el griterío de las calles; todo me hace creer que hoy es la primera corrida de toros.

- Para separar oraciones yuxtapuestas.
Ej.: Tendremos que cerrar el negocio; no hay ventas

Dos Puntos ( : )

Se escriben dos puntos:

- Para iniciar una enumeración.
Ej.: Las estaciones del año son cuatro: primavera, verano, otoño e invierno.

- En los encabezamientos de las cartas.
Ej.: Mi querido amigo:

- En el saludo al comienzo de un discurso.
Ej.: Señoras y señores:

- Para reproducir palabras textuales.
Ej.: Ya os dije el primer día: tened mucho cuidado.

- Después de palabras o expresiones como: por ejemplo, declaro, certifico, ordeno, expone, suplica…
Ej.: En la zona ecuatorial hay ríos muy importantes. Por ejemplo: el Amazonas, el Congo…

- Para llamar la atención o resumir lo anterior.
Ej.: Lo primero de todo vean la plaza mayor. Una vivienda ha de estar limpia, aireada y soleada, en una palabra: habitable.

Puntos Suspensivos ( … )

Se escriben puntos suspensivos:

- Cuando se omite algo o se deja la oración incompleta.
Ej.: Dime con quién andas…

- Para indicar duda, inseguridad, temor o sorpresa con una forma de expresarse entrecortada.
Ej.: Bueno… en realidad… quizá… es posible…

- Cuando se deja sin completar una enumeración.
Ej.: Tengo muchas clases de flores: rosas, claveles…

- Cuando se quiere dar emoción.
Ej.: Y en lo más interesante… se apagó la luz.

- Para dejar algo indefinido o indeterminado.
Ej.: De la subida de precios… mejor ni hablar. El marisco… ni tocarlo.

Publicado en: Comunicacionales