En la recta numérica

Todas las fracciones pueden ubicarse en la recta numérica. Estudiemos cómo se hace en cada uno de los casos.

Fracción propia

Toda fracción propia se ubica entre el 0 y el 1 de la recta. Sólo habrá que dividir ese segmento de recta en las partes que indica el denominador de la fracción; mientras, el numerador nos señala cuántas partes hay que tomar. Por ejemplo, si ubicamos 2/3 en la recta numérica, dividimos en 3 partes iguales la distancia que existe entre 0 y 1.

A continuación nominamos cada tercio. Observa lo anterior en este diagrama:

Fracción impropia

En este caso, las fracciones necesitan ser transformadas a número mixto, antes de ubicarlas en la recta numérica.

Ello, debido a que las fracciones impropias son mayores que 1.

Al convertirlas en número mixto, el entero que se obtiene nos indica entre qué números enteros está la fracción impropia, y la fracción que nos resulta se ubica entre dichos números.

Por ejemplo, veamos qué sucede con 5/3.

5/3= 1 2/3

El entero 1 nos indica que la fracción está entre el 1 y el 2. Por eso, dividimos ese segmento (del 1 al 2) en tres partes iguales y marcamos donde va 2/3. De este modo, ubicamos allí mismo los 5/3, que corresponden a nuestra fracción original.

Observa con atención el diagrama que grafica este ejemplo

Fracción igual a la unidad

En el tercer caso, de fracción igual a la unidad, éstas se ubican siempre en el número 1.

Sí, porque, por ejemplo, 2/2=1

Observa:

Publicado en: Matemáticas