Ahora, dividamos

Para resolver divisiones también se aplica la ley de los signos de la multiplicación.

La división en Z no tiene clausura. Solo se puede dividir en los casos en los cuales el entero, que ocupa el lugar del dividendo, es múltiplo del entero divisor. Observemos:

Esta división tiene cuociente en Z, porque -3 es divisor de -24 o también podemos decir que -24 es múltiplo de -3. El resultado es 8, porque – · – es +

Revisemos otros ejemplos:

Este ejemplo de división no tiene solución en Z. Su cuociente no es un número entero, porque 37 no es múltiplo de -8.

El 5 es divisor de -100; también decimos que -100 es múltiplo de 5. Entonces, esta división tiene solución en Z.

Recuerda que no existe ningún número que multiplicado por 0 nos dará -59 o cualquier otro número que pongamos como dividendo.

Publicado en Matemáticas