Entre potencias y promedios

Se dice que los primeros en aplicar las potencias fueron los sacerdotes mesopotámicos. Así se ha deducido de una tablillas encontradas en las orillas del río Eufrates.

De acuerdo a lo estampado en ellas, los sacerdotes resolvían la multiplicación sin recurrir al ábaco, tan usado en esa época.

Para solucionarla empleaban la tabla de cuadrados y se basaban en el siguiente principio:

“El producto de dos números es siempre igual al cuadrado de su promedio, menos el cuadrado de la mitad de su diferencia”

Vamos a comprobarlo con 5 . 3

El promedio de los dos es y el cuadrado de es 16.

La diferencia entre es , y su mitad corresponde a1

16 – 1 = 15 y … 3 . 5 = 15

Correcto.