Los secretos de la división

La división tiene como elementos:

dividendo : divisor = cociente

Cuando el divisor no cabe exactamente en el dividendo, queda un resto o residuo debajo de él.

Dos casos

En la división de decimales podemos encontrar dos casos:

– Que dividendo y divisor sean enteros y en el cuociente obtengamos decimales.
– Que dividendo o divisor sea decimal, o ambos cumplan esa condición.

Analizaremos ambos.

Dividendo y divisor enteros, con cuociente decimal

Encontraremos este caso en divisiones inexactas de enteros, en las que para obtener un cuociente más específico, es necesario seguir dividiendo.

Por ejemplo:

Es división inexacta; quedó de residuo el 3.

¿Cómo seguir dividiendo si no hay más cifras en el divisor?

Si las hay. Recuerda que los enteros son decimales periódicos, de la siguiente forma:

Para continuar dividiendo, bajamos el primer 0 decimal al lado del 3, colocamos la coma en el cuociente y seguimos dividiendo. Así: En este ejemplo tuvimos que sacar dos cifras decimales y logramos un decimal exacto. Es más específico el cuociente 8,75 que 8.Cuando llegamos a los milésimos y todavía no tenemos un decimal exacto, por acuerdo, no continuamos la división. Si quieres obtener un resultado con más cifras decimales, aprovecha de usar la calculadora.
Algunas veces se nos presenta un dividendo menor al divisor. Entonces, inmediatamente colocamos 0 en el cuociente, la coma y escribimos la parte decimal del dividendo para continuar.Veamos qué sucede con :

Cuando hayas aprendido la forma de solución, no será necesario escribir la parte decimal con ceros; lo harás mentalmente.

Sin calculadoraTú ya sabes que la división es la operación inversa de la multiplicación. Entonces, recurriremos a ella para comprobar resultados.Sólo debes multiplicar el cuociente por el divisor, luego le adicionas el residuo -si hay- y la suma deberá coincidir con el dividendo.

Revisemos el ejemplo anterior de 38 : 17.Su cuociente era 2,235 y el residuo, 5.

Entonces, multiplicamos:

Publicado en Matemáticas