Avances tecnológicos en la época contemporánea

La Época Contemporánea está marcada por un sin fin de avances tecnológicos que han sido tanto beneficiosos como dañinos para el hombre. Entre los siglos XIX, XX y comienzos del XXI, la tecnología ha sido capaz de satisfacer la gran mayoría de las necesidades del ser humano, además de contribuir a crear una civilización y una cultura. Sin embargo, a esos enormes beneficios sólo han podido acceder algunos sectores generando diferencias sociales y económicas en todo el mundo.

Colateralmente, el período antes señalado, ha generado innumerables problemas y daños irreversibles en el ecosistema, como es el daño en la capa de ozono, la contaminación ambiental, la destrucción de millones de hectáreas de bosques y el exterminio de la flora y fauna.

Dejando a un lado los efectos negativos, la tecnología hizo que las personas ganaran en control sobre la naturaleza y construyeran una existencia civilizada. Gracias a ello, incrementaron la producción de bienes materiales y de servicios y redujeron la cantidad de trabajo necesario para fabricar una gran serie de cosas. En el mundo industrial avanzado, las máquinas realizan la mayoría del trabajo en la agricultura y en muchas industrias, y los trabajadores producen más bienes que hace un siglo con menos horas de trabajo.

Una buena parte de la población de los países industrializados tiene un mejor nivel de vida (mejor alimentación, vestimenta, alojamiento y una variedad de aparatos para el uso doméstico y el ocio). En la actualidad, muchas personas viven más y de forma más sana como resultado de la tecnología.

Las máquinas fabricadas en las épocas anteriores, se perfeccionaron a tal punto que los costos productivos han bajado considerablemente, las máquinas han permitido producir el doble de bienes en un menor tiempo y con un mínimo de esfuerzo, abaratar costos y permitir que los trabajadores puedan tener más tiempo libre.

Un área que ha experimentado el desarrollo más notable es la medicina. Gracias a sus modernos métodos de diagnósticos, el descubrimiento y elaboración de nuevos fármacos y terapias, se han erradicado del planeta enfermedades mortales y la esperanza de vida es mayor que en ningún otro tiempo.

El mayor logro de este tiempo es sin lugar a dudas el vertiginoso desarrollo que experimentó la astronáutica que llevó al hombre al espacio. La época contemporánea le ha brindado al hombre una mejor calidad de vida, una alimentación más equilibrada, abrigo, vivienda, salud y educación. Sin embargo, hay un enorme grupo de personas que aún hoy en pleno siglo XXI no pueden cubrir las más mínimas necesidades para poder subsistir.

Perspectivas

A lo largo del siglo XX la tecnología se extendió desde Europa y Estados Unidos a otras naciones importantes como Japón y la antigua Unión Soviética, pero en ningún caso lo hizo a todos los países del mundo. Muchos de los países de los denominados en vías de desarrollo no han experimentado nunca el sistema de fábricas ni otras instituciones de la industrialización, y muchos millones de personas sólo disponen de la tecnología más básica. La introducción de la tecnología occidental ha llevado a menudo a una dependencia demasiado grande de los productos occidentales.

Para la población de los países en vías de desarrollo que depende de la agricultura de subsistencia tiene poca relevancia este tipo de tecnologías. En los últimos años, grupos de ayuda occidentales han intentado desarrollar tecnologías apropiadas, usando las técnicas y materiales de los pueblos indígenas.

Regresar