Constitución de la materia

El átomo

Es conocido como la unidad más pequeña posible de un elemento químico. En la filosofía de la antigua Grecia, la palabra “átomo” se empleaba para referirse a la parte de materia más pequeña que podía concebirse. Esa “partícula fundamental”, por emplear el término moderno para ese concepto, se consideraba indestructible. De hecho, átomo significa en griego “no divisible”. A lo largo de los siglos, el tamaño y la naturaleza del átomo sólo fueron objeto de especulaciones, por lo que su conocimiento avanzó muy lentamente. Varios siglos antes de Cristo, ya se proponían diferentes explicaciones sobre la constitución de la materia.

Estructura

Todo átomo está formado por dos partes:

a) Núcleo atómico: corresponde a la zona central. En él se encuentra la mayor masa del átomo.
b) Corteza atómica: corresponde a la zona que rodea al núcleo. Es la parte más voluminosa del átomo.

Partículas sub-atómicas

En la corteza se ubican varias partículas muy pequeñas; son las llamadas partículas sub-atómicas. Existen 3 tipos de partículas sub-atómicas.

a) Protones. Se caracterizan porque:

  • Están en el núcleo del átomo.
  • Tienen carga eléctrica positiva.
  • Se simbolizan P+.
  • Tienen una masa significativa.

b) Neutrones. Se caracterizan porque:

  • Se encuentran en el núcleo del átomo.
  • No tienen carga eléctrica.
  • Se simbolizan n.
  • Tienen masa muy similar a la de los protones.
  • Son los responsables de mantener unidos los protones en el núcleo.

c) Electrones. Se caracterizan porque:

  • Se encuentran en la corteza del átomo.
  • Giran alrededor del núcleo a gran velocidad
  • Tienen carga eléctrica negativa.
  • Se simbolizan e.
  • Su masa es muy ínfima en relación a la masa de las otras sub-partículas.
Publicado en: Científicas

Novedades en tu email